Monday, January 14, 2008


CHOQUEHUANCA

El canciller de Bolivia, David Choquehuanca, estuvo de paso por España. Dio una conferencia de prensa como parte del programa Tribuna Iberoamericana de la Casa de América en Madrid. No suelo ir a las conferencias de los políticos porque suelen no apartarse del libreto; igual, esta vez terminé asistiendo.

Choquehuanca, nacido en La Paz en 1961, comenzó su carrera como canciller con una declaración polémica: afirmó que había dejado de leer libros porque pensaba que la verdadera sabiduría se hallaba en las arrugas de los ancianos aymaras. Ahora fue mucho más sobrio y presentó la versión oficial del estado de cosas en Bolivia: habló de los éxitos del gobierno de Evo en la lucha contra la corrupción y en la recuperación de los recursos naturales (todo esto, digno del aplauso). Ensalzó al pueblo de Cuba, pues gracias a la ayuda de los médicos cubanos diez mil bolivianos fueron operados de manera gratuita (logro también muy importante). Mencionó que Bolivia necesitaba inversión extranjera, “con transferencia de tecnología” (aunque no explicó por qué, al mismo tiempo, el gobierno hace todo para crear un clima capaz de asustar al inversor extranjero más valiente). Dijo que el gobierno no estaba contra las autonomías, sólo querían “que se actúe dentro de la legalidad” (no se detuvo a analizar por qué, si la legalidad es tan importante, el gobierno hizo todo por saltársela para aprobar la constitución). Señaló que no se oponían a Santa Cruz, “lo que queremos son mayores beneficios para el pueblo boliviano” (no explicó porqué el departamento más importante del país no tiene representantes en el gabinete de Evo). En cuanto a la nueva Constitución, dijo que ésta era más democrática que la anterior, pues incluía las figuras de la revocatoria presidencial, y del cambio obligado de ministros cuando estos eran censurados (no mencionó, sin embargo, que con la posibilidad de comenzar de cero que se le da a Evo, éste podría llegar a gobernar trece años seguidos).

Cuando se le preguntó acerca de los pueblos originarios de Bolivia, Choquehuanca dijo que los antes de la llegada de los españoles los indígenas vivían hermanados, aprovechaban los recursos naturales, estaban en equilibrio con el medio ambiente. Era el tiempo del “abya-yala”. Eso dio lugar al único momento espontáneo de la conferencia, pues fue ahí cuando Carlos Malamud, historiador argentino e investigador principal del Real Instituto Elcano, acusó al canciller de estar falseando la historia: no hubo un Edén antes de 1492; hubo pueblos indígenas que llegaron a Bolivia a través de la conquista y la expansión imperial, hubo armas y ejércitos. Choquehuanca no tuvo una respuesta clara para Malamud.

Cuando se le preguntó al canciller si estaba de acuerdo con Chávez a la hora de declarar a las FARC como un ejército insurgente, o si pensaba que las FARC eran una organización terrorista, Choquehuanca dijo que no importaba tanto la etiqueta como el hecho de que Bolivia estaba comprometida con el intento de pacificar la región. ¿No importan las etiquetas? Claro que sí. Pero ya sabemos que Evo y su gobierno están en sintonía con Chávez; otra cosa es que, en este tema, todavía no se animen a ser frontales.

3 Comments:

At 12:55 PM , Blogger Bernardo Ponce said...

Políticos políticos, de izquierda o derecha, terminan casi siempre diciendo las verdades a medias, claro está, la mitad que más les conviene. A estas alturas, el proyecto político del MAS es tan decepcionante como cualquier otro que haya pasado por la historia de Bolivia.

 
At 9:59 PM , Blogger utópico said...

tengo la certeza de que hay proyectos mucho mas decepcionantes.

 
At 4:50 AM , Blogger Mastropiero, El Otro said...

Pues vi la exposición de Choquehuanca, y me apena que también Edumundo tu hayas cortado el contexto en el cuál hizo la pregunta el Historiador Argentino. Lo hizo enojado y ofendido, creo que Choquehuanca sí respondió. Porque dijo "cada uno tiene derecho a decir su verdad", "los estudios de los arqueólogos no son la única fuente de información, hay otros medios de recolectar información". En fin, que es verdad también que cada uno lee la realidad desde su punto de vista. De ahí la importancia de la formación de la opinión en criticidad, para la cuál es esencial alejarse de los pre juicios, es decir de todo lo que nos predispone a dar una opinión sin antes alejarse e intentar aproximarse a lo objetivo, a todas las fuentes de información. En fin, que poniendo en balanza las verdades de la oposición y las del gobierno, por goleada el gobierno gana. Lo digo desde mi posición no indígena, jamás participativa de ningún movimiento sindical, político ni dirigencial en mi vida, pero sí como ex docente de Pensamiento Crítico en la Universidad, y con mi prejuicio (de ahí la debilidad quizás de mi intervención), de mi visión de la necesidad de una mayor igualdad de oportunidades en el mundo, cuidando el equilibrio con el planeta. (Si, también pertenezco a la clase media naranja cochabambina, profundamente racista, pero de eso me auto alejado)
Perdón por el largo comentario, un abrazo enorme.

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home