Sunday, June 10, 2007


SETENTA Y CINCO AÑOS DE VALIENTE MUNDO NUEVO

En 1988 llegué a los Estados Unidos y, para mejorar mi inglés, me puse a leer novelas de ciencia ficción y de detectives, pues no tenían un vocabulario muy complejo. Así descubrí a William Gibson (Neuromancer) y a Philip Dick (Do Androids Dream of Electric Sheep?). Después, algo más seguro en mi dominio del lenguaje, me animé por novelas clásicas de ciencia ficción, escritas por autores “respetables”: en mis viajes en bus para jugar fútbol por la universidad de Alabama, leí Brave New World y 1984. Las dos novelas me impresionaron, aunque hoy la historia que más recuerdo es la que contaba Dick.
“Brave new world” pertenece a una frase de Shakespeare en La Tempestad, pero fue gracias a la novela de Huxley que se popularizó. Hoy se ha vuelto un cliché: es lo que dicen los críticos y analistas en tono irónico cuando, por ejemplo, se enteran de algún avance tecnológico que ayuda a deshumanizar aun más nuestra sociedad. En español, la frase fue apropiada por Carlos Fuentes y perdió la ironía, el tono desesperado. Nosotros somos el “mundo nuevo” y, por lo tanto, la verdadera y esperanzada sociedad del futuro.
El principal problema de Brave New World es que no hay trama digna de recordar, no hay personajes conmovedores. Quizás por eso es que hay pocas adaptaciones cinematográficas de la novela, y las películas recientes influidas por ella –Equilibrio, La isla—son, bueno, poco dramáticas. Me doy cuenta del dilema: si Huxley quería describir una sociedad anestesiada por el uso de pastillas y un hedonismo sin control, le era poco menos que imposible crear personajes llenos de vida.
Lo que se recuerda de la novela, lo que la mantiene vigente, es su capacidad predictiva. Huxley describe una sociedad en la que la gente, separada de acuerdo a una rígida estructura de clases –Alfa, Beta, Gamma, Delta y Epsilon--, es condicionada a no cuestionar la clase que le ha tocado en suerte. Para crear esta sociedad, Huxley fue influido por el movimiento eugénico de principios del siglo XX, que tenía como objetivo escoger a los seres de mayor “calidad racial” para que, al reproducirse, pudieran mejorar la calidad de la raza (el movimiento eugénico conduce directamente a Auschwitz).
Hay en Brave New World una parodia de la rígida estructura de clases inglesa, pero también la alarma ante la aparición de una sociedad cuya felicidad es programada por el gobierno y los laboratorios químicos. La gente, para mantenerse feliz, toma una droga llamada soma y que hoy podría considerarse un antidepresivo. Ya no hay reproducción natural, todos los bebés son de probeta. En este mundo, hay poco espacio para el individuo. No es casual que la gente, en vez de decir “Nuestro Dios”, diga “Nuestro Ford”. El fordismo, la revolución capitalista a través de la producción en masa de bienes, es el símbolo de esta sociedad deshumanizada en que los trabajadores se convierten en partes anónimas de la gran maquinaria industrial.
Brave New World no se ha convertido en una novela clásica por la calidad de su lenguaje o por la historia que cuenta o sus personajes. La novela es un clásico porque Huxley se atrevió a imaginar un futuro de pesadilla y encontró la forma de hacerlo verosímil. Nosotros, día a día, ayudamos a que Huxley sea cada vez más relevante.

13 Comments:

At 3:53 PM , Blogger Raúl Alberto said...

Hola Edmundo:
Tu entrada me trajo a la memoria el libro de William F. Nolan, Logan´s Run, que fue llevada al cine con mediano éxito, Logan´s nos advierte contra una sociedad que sólo es perfecta a costa de las libertades individuales. La tentadora promesa de placer y confort puede convertir a la población en una predecible masa de ovejas, meras posesiones de un gobierno que les ofrece esclavitud disfrazada de libertad. ¿Te suena conocido?
Hasta pronto.
Raúl Alberto

 
At 10:51 AM , Blogger Baradit said...

Lo curioso es que A BRAVE NEW WORLD no es una distopía, en las distopías las personas son oprimidas, segregadas y esclavizadas contra su voluntad. Casi siempre la trama se articula en torno a la resistencia, al personaje que busca romper la opresión. En A BRAVE NEW WORLD las personas vienen pre-condicionadas, son felices siendo un gamma o un beta. No hay deseos de romper la estructura porque la estructura son ellos actuando naturalmente. La Unión soviética falló porque creyó que "el hombre nuevo" sólo implicaba condicionamiento mental, una nueva educación y dejó de lado los atavismos, sólo se dedicó a reprimirlos.

Creo que la imagen de Huxley es una Utopía, macabra pero Utopía al fin.

saludos!!

 
At 9:33 PM , Blogger Edmundo Paz Soldán said...

raúl alberto, estoy seguro que los guionistas de Logans Run leyeron a Huxley...
Baradit, dudé mucho antes de usar la palabra "distópica". Tienes toda la razón.

 
At 12:08 PM , Blogger Voltio said...

Gattaca es otra pelicula influenciada por este libro. Con respecto a tu comentario acerca de la incapacidad del lectro para conmoverse con ciertos personajes, el sufrimiento de John the Savage es a mi parecer el mas claro ejemplo de un personaje conmovedor, sin mencionar el sufrimiento que causa a el lector su tragico final.
Hasta pronto,

Tu admirador mas grande entre los chapacos lunaticos.

 
At 1:00 AM , Blogger la mujer habitada said...

Es gracioso, el año en que yo nacía tú te encontrabas con Huxley... a quien yo también leería un día.
Este libro, junto a Las Puertas de la Percepción, y 1984 de Orwell, me dejaron de souvenir unas cuantas cicatrices espirituales. Desde Huxley, no creo que uno pueda ser el mismo.
Es que los libros como éste son, pues, ácronos.
Muy buen texto.

saludos

P.S.: siempre me he inclinado por la traducción de este título al portugués, me parece que en esencia es que el más se acerca al original: Admirable Mundo Nuevo.

 
At 7:02 AM , Blogger Elidio La Torre-Lagares said...

Saludos Edmundo. Tanto Brave New World como 1984 son dos novelas de esas que se quedan en/con uno y que, de algún modo, te van a perseguir de vez en cuando, se van a colar entre las teclas que uno pulsa en la compu, y te hablan desde el pasado con la ambiguedad de un futuro en la ironía del presente. Yo completaría una trilogía con Clockwork Orange, tres libros que han perdido su ciencia y también la ficción.

 
At 9:59 AM , Blogger Edmundo Paz Soldán said...

gracias por los comentarios a voltio, elidio y a la mujer habitada... creo que es hora de releer 1984. Y sí, Admirable Mundo Nuevo es un título más justo...

 
At 8:54 PM , Blogger Alfredo Ajenjo said...

poeta: si me vas a leer uno de tus poemas interminables... primero, rózamel del valle...poetasdelapocalipsis.blogspot.com

 
At 1:38 PM , Blogger Toto said...

Edmundo, este comentario en realidad no tiene que ver con el artículo que escribiste, pero pasa que perdí el mail que una vez me diste y ahora que encontré tu blog pues aprovecho para escribirte. Seguramente no debes estar sabiendo quien soy, como hace unos cuatro años más o menos fuiste a La Paz para una feria del libro y junto con mis compañeros de teatro aprovechamos para mostrarte la obra sobre la que estábamos trabajando, una obra que partió de un cuento tuyo, bueno el año pasado presentamos la obra al concurso nacional de literatura de la municipalidad de Santa Cruz y la obra ganó un premio que incluía la publicación de la misma, asi que ahora existe un librito de la obra, lo malo es que como habíamos perdido el contacto contigo no pudimos hacerte llegar el libro y eso es algo que queremos remediar, sería muy grato para nosotros de alguna manera hacer que la obra publicada llegue hasta ti, asi que respondeme para ver como hacemos eso posible. Saludos Toto
TotoTorresV@gmail.com

 
At 6:21 PM , Blogger Literófilo said...

Eso me trae a la memoria a grandes escritores como Phili K dick, y mi querido Ray Brabbury, quien me sedujo apra entrar al mundo de la literatura.

 
At 12:41 PM , Blogger Víctor Coral said...

es una lástima pero las antiutopías de principios y mediados del siglo veinte están cada vez más cerca de nosotros, y somos los únicos culpables. Debo recordar acá la novela Nosotros (1922), de Zamiatin, que prácticamente inauguró el género de visiones negativas de nuestro futuro como especie. Excelente post.

 
At 1:13 PM , Blogger javier said...

ves, no existe tal mundo nuevo. existe un comentario de huxley sobre esos desplazamientos extraños que tenemos las sociedades. el verdadero apocalipsis está en kafka. toda literatura de ciencia ficción debe pasar necesariamente por él. la verdad cada relato, aforismo, anotación en su diario, es una visita al extraño planeta humano, descascarado y siempre habitado por monos amaestrados.
un abrazo maestro

 
At 9:06 PM , Blogger Andrea said...

Hola Edmundo,

Lei tu artículo acerca de A BRAVE NEW WORLD. Curioso, porque he terminado de leerla. Lo que más me llamó la atención fue la idea que plantea Aldous Huxley acerca de la felicidad: sólo es posible llegar a ella dejando de lado los sentimientos; los mismos que utilizamos para buscarla con vehemencia. Qué ironía, ¿no? Es fascinante la división de las personas por su estructura genética, cada una llega al mundo con su rol ya asignado. Sin duda, una de las novelas universales más ilustrativas.

Saludos,
Andrea.

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home