Friday, April 13, 2007



BOLAÑO: LITERATURA Y APOCALIPSIS

Este texto acaba de ser publicado en Babelia, suplemento de El País

En “Apocalipsis en Solentiname”, Julio Cortázar indaga en las posibilidades del arte en América Latina: dar una visión naif, folklórica de la realidad, o testimoniar el horror. Buena parte de la obra narrativa de Roberto Bolaño puede entenderse a partir de una lectura del cuento fantástico de Cortázar. En el escritor chileno no hay otra opción que dar cuenta del horror y del mal, y hacerlo de la manera excesiva que se merece: el imaginario apocalíptico es el único que le hace justicia a la América Latina de los años setenta –explorada en Nocturno de Chile y Estrella distante. Pero lo que al comienzo era una exploración del continente en un momento específico, en los años finales de Bolaño se generaliza al siglo XX, al mundo, a la condición humana. En 2666, la ciudad de Santa Teresa es un “cráter”, el agujero negro del crimen múltiple sin solución. En el cuento “El policía de las ratas” (publicado en El gaucho insufrible), la pulsión criminal no parece ser la anomalía de una rata individualista, sino más bien parte de la naturaleza de la especie. En ese contexto, el escritor, figura cada vez más marginalizada, deviene esencial en Bolaño, y la literatura recupera su aura: el escritor es el testigo que debe ser capaz de mantener “los ojos abiertos”, y una “escritura de calidad” es “saber meter la cabeza en lo oscuro, saber saltar al vacío, saber que la literatura básicamente es un oficio peligroso”. Como en Borges, la literatura es en Bolaño una forma de conocimiento, la búsqueda absoluta de Arturo Belano y Ulises Lima en Los detectives salvajes, pero aquí ya no funciona la analogía del universo como una Biblioteca; se trata de algo más visceral, del escritor que entiende el arte como una aventura vitalista, y en otras ocasiones del narrador y del poeta como detectives en busca del origen del mal, y por ello condenados desde el principio a la derrota. En la obra de Roberto Bolaño, vida y muerte se funden para articular una reflexión existencialista en que, como en “El policía de las ratas”, el mundo se revela sin sentido y la especie, a la manera de Sísifo, “condenada desde el principio”, no se arredra, continúa luchando y marcha en busca de “una felicidad que en el fondo sab[e] inexistente”.

6 Comments:

At 1:57 AM , Blogger Miguel Lundin Peredo said...

Nunca tuve una oportunidad para leer a Bolaño.
He leido muchas criticas literarias positivas hacia su literatura.
Siempre he pensado que los mitos se crean cuando alguien muere.
Lo sucedido con Bolaño es un mito que nacio cuando el todavia vivia.
He reservado la lectura de sus novelas para una ocasion especial.
Su obra literaria ha sido recientemente traducida al sueco y como la mayoria de sus trabajos en castellano estan practicamente agotados en las librerias digitales,me temo que tendre que leerlo en el idioma de Henning Mankell.
Ahora es el momento preciso para leer Los detectives salvajes.

 
At 7:08 PM , Blogger Víctor Coral said...

Me interesó tu apunte sobre la obra de Bolaño. En Putas asesinas, que es el libro que releo en estos días, puedo ver más bien la influencia de una visión pesimista del mundo, digamos que en sintonía -no importa si no lo leyó-con el pensamiento de Schopenhauer. Coincido, sin embargo, con la idea del cráter en 2666. Saludos.

 
At 7:46 PM , Blogger el pozo de tales said...

este comentario es, entre otras cosas, para dejar un trazo. Es tambien un saludo de parte la Asociación de Escritores Universitarios de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras.

un hola desde acá.

 
At 11:58 AM , Blogger Edmundo Paz Soldán said...

saludos a víctor y a los escritores de puerto rico, gracias por los comentarios

 
At 2:58 PM , Blogger Portnoy said...

Enlacé tu texto en mi blog cuando apareció en Babelia junto a los otros. Una amiga chilena critico duramente algunos de los escritos, sobre todos los de los chilenos... quizás te resulte interesante:

Bolaño póstumo

Hay muchos otros textos sobre Bolaño en El lamento de Portnoy, algunos más afortunados que otros, todo hay que decirlo.
En fin, un saludo y todo un hallazgo este Río fugitivo

 
At 6:22 PM , Blogger Literófilo said...

Grande Bolaño!!!!

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home