Saturday, April 05, 2008


KAFKA Y PRAGA

En lo que Praga no ha cambiado es en la forma insistente en la que reclama a Kafka como parte imprescindible de la ciudad. Acaso no hay ciudad tan marcada como Praga por la impronta de un escritor, a pesar de que Kafka no haya ambientado nada específicamente en Praga (aunque, claro, muchas de sus descripciones tienen a Praga como punto de partida). Curiosa paradoja, la de un lugar en la que su hijo más importante apenas pudo publicar en vida, que reprimió sus libros en las décadas heladas del comunismo, y que hoy lo vende en postales, camisetas, afiches, pins. ¿Qué diría al respecto el hombre que escribió como pocos acerca de la alienación de la vida moderna?

En cualquier kiosco de la ciudad se puede conseguir un mapa de la Praga de Kafka. Lo cierto, sin embargo, es que como no hay calle, avenida o barrio que no remita de alguna manera al escritor checo, uno puede ponerse a caminar por la ciudad sin mapa alguno e igual llegará a toparse con algún mojón histórico kafkiano. Yo llegué por accidente a la calle de la Torre, en la plaza Franz Kafka, número 5/27, lugar donde nació el escritor en 1883. 

Del mapa pueden seleccionarse ciertos lugares: la calle de los Alquimistas, número 22, en los dominios del castillo de Hradcany, donde Kafka escribió algunos de sus cuentos más importantes (entre ellos “La gran muralla china”); Na Poricz 7/1075, donde se encontraba la compañía de seguros en la que trabajó Kafka; el parque Chotek, favorito del escritor; Malé Namesti 2/3, donde Kafka vivió durante su infancia y desde donde salía rumbo al colegio; Pariszka 36/883, donde Kafka vivió en su juventud y donde escribió “La metamorfosis”; Bilkova 10/868, donde escribió El proceso; Skorepa 1/27, casa en la que vivía Max Brod y Kafka conoció a Felice Bauer; el cementerio de Strasnice, donde se encuentra la tumba de Kafka. Y por supuesto, el renovado museo Kafka, al que se llega cruzando el puente de San Carlos, rumbo a Hradcany. Allí hoy se encuentra montada una sofisticada y vanguardista instalación que representa en detalle el mundo laberíntico, burocrático, carcelario, del escritor muerto de tuberculosis en 1924.

En la calle Vodickova, número 44, se encontraba el cabaret Lucerna, al que Kafka solía asistir junto a Max Brod y otros artistas. A principios del siglo XX, había llegado a Praga ese nuevo tipo de entretenimiento llamado “cabaret”; el Lucerna ofrecía actuaciones de los artistas checos y extranjeros del momento. Signos de degradación por todas partes: lo que hoy se entiende por “cabaret” en Praga no es lo que se entendía en tiempos de Kafka. ¿qué hubiera dicho el escritor checo de tener la oportunidad de conocer lugares como el Darling o el Atlas? De seguro no habría habido un juicio moral sumario, pero sí, quizás, una gran oportunidad para convertir una faceta prosaica de la vida moderna en una gran parábola sobre la condición humana. 

11 Comments:

At 12:02 PM , Blogger Claudia Bañuelos said...

Edmundo, El escritor lleva impresa su ciudad en su obra. A veces uno piensa en la ciudad y esto lo lleva al escritor y viceversa. Afortunadamente en la actualidad tenemos este tipo de comunicación que nos remite directamente al escritor. Por ejemplo su propio blog. Dí con él por casualidad porque soy asidua a el blog de Xavier Velasco en el Boomeran y me llamó la atención un escritor de Cochabamba, Bolivia. Esta ciudad para mí tiene una relación emotivo-afectiva y a pesar de que no la conozco, guardo recuerdos muy bonitos de algunos bolivianos que conocí en Monterrey, N.L. cuando estudiaba. Así me interesa leer sus novelas para descubrir esta ciudad, que me imagino está en ellas, como Praga en Kafka y como Dublín en Joyce. Desgracidadmente no he conseguido sus libros en México, supongo que tendré que encargarlos a alguien en E.U. Lo cual no es ningún problema, sólo el del tiempo. Espero comentar con mayor profundidad cuando los haya leído.

 
At 12:06 PM , Blogger Claudia Bañuelos said...

Por cierto, alguna sugerencia para empezar a leer sus novelas?

 
At 2:34 AM , Blogger Patricia Venti said...

Praga puede ser la inspiración o la tumba de un escritor. Saludos, P

 
At 6:34 AM , Blogger Camilo said...

La obra de Kafka me ha impresionado, y cuanto más leo, más me gusta. Uno de los textos que más me impresionó creo que fue "El Proceso", muy bizarro.
Ahora... Si antes quería conocer Praga, ahora simplemento lo "necesito".Excelente reseña.

 
At 1:12 AM , Blogger Jose M. said...

cuando viajo me gusta seguir el rastro de pintores y escritores célebres... nunca he estado en Praga, pero creo que no me gustará, pues cuando las huellas de alguien son tan evidentes que mueven ríos de curiosos turistas, el aliciente se vuelve asqueroso.

 
At 8:46 AM , Blogger last citizen said...

hola edmundo, quiza ya la viste, pero si no, te recomiendo "kafka" la pelicula de soderbergh. tiene unas imagenes increíbles de praga.
un abrazo,
mike

 
At 8:49 AM , Blogger Jack Martínez. said...

Edmundo, como lo comentabas en la entrevista que te hice la última vez que estuviste en Lima, las características de la ciudad del escritor pesa mucho en la construcción del escenario de sus historias. Muestra de ello es Río Fugitivo, un nombre que en realidad es representativo. Pero bueno, eso lo podrías explicar mucho mejor tú, así que no digo más.
Un abrazo grande,

 
At 4:54 PM , Blogger Edmundo Paz Soldán said...

hola Mike, sí, ví Kafka hace tiempo, me encantó. Es verdad, las ciudades en las que vivimos influyen en nuestra escritura, el problema de Praga es que con tanto turismo relacionado con Kafka al final es fácil perder el rastro...

 
At 10:41 AM , Blogger Renzo Picasso said...

muchos saludos, maistro. escribes muy chévere y ojalá tus libros bajen un poco de precio por aquí en perú.

saludos y visita mi bloj

www.tasumare.blogspot.com

 
At 4:40 PM , Blogger bellaco said...

saludos, edmundo, leí tu articulo sobre los blogs, en Letras Chile, y concuerdo todo, además que el formato blog te abre la experimentación y la libre expresión, sin censuras, pues como dijo el escritor Jaime Coillyer, en http://escritoresprovincianos.blogspot.com/: Las grandes editoriales se concentran en libros vendedores. Los libros vendedores son aproblemáticos, es decir son cosas que la mayoría quiere leer con buenos y malos químicamente puros. Las noveles e historias que tocan puntos conflictivos tienden a quedar de lado. Creo que en este sentido es bueno que exista el espacio como internet, donde la gente corre más riesgos y no tiene que apelar a ningún mecenas comercial que la financia. Tampoco en internet hay censuras.

 
At 6:33 PM , Blogger James said...

How things have changed! I went to Prague in the summer of 1982 at the age of 22, a backpack on my back and a senior project involving Kafka and his philosophical influences under my belt. It wasn't easy to find anything relating to Kafka at that time. The communist regime of Czechoslovakia, in reaction to the events of 1968, was among the more repressive Eastern Bloc governments. For some reason, it did not approve of Kafka. There were no maps featuring Kafka's house or any of the places that inspired his work. I spent two days trying to find his house in a land where few spoke English and I spoke no Czech. Finally I found it: "Zid Zil Franz Kafka" read a small plaque on a one-story stucco building. That was it for Kafka in Prague at the time. I'm glad to read that that city has reclaimed its greatest writer.

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home